Sueño y memoria

“La memoria es la maga urdidora del tiempo”. Irma Cuña Un hombre viejo sube por la ladera de un monte estéril. Camina ayudado por un báculoimprovisado, tan rápido como sus huesos gastados lo permiten. Descansa en cada piedra oárbol seco que se ofrece a su paso. Al fin llega al lugar elegido. Se sienta en... Leer más →

La alquimia del miedo

El sonido de los papeles y de la llama eterna ya no ocultaban los gritos de sus captores. Sólo contaba con el tiempo que le darían los artilugios que había montado en el sendero para demorar a sus enemigos. Las ilusiones, los reflejos y los caminos falsos solo retrasarían lo inevitable. A pesar del inminente... Leer más →

El mundo en mis ojos

Let me show you the world in my eyes Depeche Mode No puedo considerar una casualidad que sus miradas se cruzaran por primera vez en una librería. El encuentro era inevitable. Él y sus ojos de luz mortecina; ella y su mirada capaz de absorber las maravillas del mundo. Él no podía creer que aquella... Leer más →

Treinta y tres

No importaba el calor de un verano que asomaba impiadoso. El saco negro, impecable, siempre estaba allí, enmarcando sus hombros. Tampoco importaba que los años ya no permitieran reconciliar a los botones con sus respectivos ojales. Trepó del calor pegajoso del subte al infierno de la calle, a los nuevos vapores y a una sensación... Leer más →

Naturaleza humana

El aguacero inoportuno los juntó en el andén de la vieja estación. Uno buscaba sacarse el frío que le abrazaba los huesos, el otro un refugio para su mercancía. Al viejo Cosme no le costaba ponerse de mal humor cuando algo interrumpía su rutina. Solía cumplir con sus entregas, pero esa mañana cruzaron por el... Leer más →

El alimento de los sueños

La hilera se perdía entre el cielo de plomo y las ruinas. Las piernas atrapadas por el  invierno se movían lentas, bajo el vapor de las débiles respiraciones que formaban un techo endeble que se esfumaba en el aire helado del amanecer. La infinita serpiente hecha de humanos seguía su camino lento y nervioso. Allá... Leer más →

Sombras

  Y la luz de la lámpara que le cae encima, Proyecta en el suelo su negra sombra. Y mi alma, de esa sombra que está Flotando en el suelo No se levantará… ¡Nunca más! El Cuervo – E.A.Poe Lo recuerdo perfectamente. Todo empezó el día que enterramos a papá. Regresábamos a casa en medio... Leer más →

Redención

La humanidad no muere, pese a todo no muere, porque el hombre lleva adentro un maldito demonio: el diablo de la creación. La casa de ceniza—Abelardo Castillo Alguien, como al pasar, prendido de alguna anécdota familiar que se moría en el tedio de un domingo, mencionó su nombre. Quizá por impresión o por simple empatía,... Leer más →

Sólo un viaje más

Me dicen que cuando nací la destrenzada rozó como al pasar la sangre de mi madre. Con un leve toque, en un descuido de la vida, logró separarnos. Se la llevó hasta el borde de su mundo e intentó con todas sus artes empujarla al vacío. Pero al parecer no pudo con la tenacidad de... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑