Tres textos al azar

Textos que vinieron a mi en una misma noche. No es azarosa su presencia en estos tiempos míos…

“-Si esta mañana y este encuentro son sueños, cada uno de los dos tiene que pensar que el soñador es él. Tal vez dejemos de soñar, tal vez no. Nuestra evidente obligación, mientras tanto, es aceptar el sueño, como hemos aceptado el universo y haber sido engendrados y mirar con los ojos y respirar.
-¿Y si el sueño durara? -dijo con ansiedad.
Para tranquilizarlo y tranquilizarme, fingí un aplomo que ciertamente no sentía. Le dije:
-Mi sueño ha durado ya setenta años. Al fin y al cabo, al recordarse, no hay persona que no se encuentre consigo misma. Es lo que nos está pasando ahora, salvo que somos dos. ¿No querés saber algo de mi pasado, que es el porvenir que te espera?”

“Medio siglo no pasa en vano. Bajo nuestra conversación de personas de miscelánea lectura y gustos diversos, comprendí que no podíamos entendernos.
Eramos demasiado distintos y demasiado parecidos. No podíamos engañarnos, lo cual hace difícil el dialogo. Cada uno de los dos era el remendo cricaturesco del otro. La situación era harto anormal para durar mucho más tiempo. Aconsejar o discutir era inútil, porque su inevitable destino era ser el que soy.”

El otro – Jorge Luis Borges

—————————————————————————————————————————————–

Es increíble pensar que hace doce años
    cumplí cincuenta, nada menos.
      ¿Cómo podía ser tan viejo
               hace doce años?
Ya pronto serán trece desde el día
en que cumplí cincuenta.No parece
                          posible.
           El cielo es más y más azul,
              y vos más y más linda.
              ¿No son acaso pruebas
de que algo anda estropeado en los relojes?
       El tabaco y el whisky se pasean
              por mi cuarto, les gusta
         estar conmigo. Sin embargo
es increíble pensar que hace doce años
         cumplí dos veces veinticinco.
   Cuando tu mano viaja por mi pelo
  sé que busca las canas, vagamente
          asombrada. Hay diez o doce,
     tendrás un premio si las encontrás.
 Voy a empezar a leer todos los clásicos
que me perdí de viejo. Hay que apurarse,
   esto no te lo dan de arriba, falta poco
          para cumplir trece años desde
              que cumplí los cincuenta.
                   A los catorce pienso
                  que voy a tener miedo,
                    catorce es una cifra
                  que no me gusta nada
                  para decirte la verdad.
Policronías – Julio Cortázar
—————————————————————————————————————————————–
Lo pequeño no es menos que lo grande
y nada permanece ni es final
yo soy es una trampa pero yo
soy y honro lo que existo siendo en ello
la vida encantadora sin comienzo
ni calma ni permanencia ni final
el juego nunca acaba y el dragón
celoso de una sola pata logra
pronunciar sin embargo su dolida
sentencia al envidiado ciempiés
“si apenas puedo yo con mi pata única
¿cómo haces para controlar tus cien?”
pero el ciempiés contesta “no controlo
nada” y así recuerda que tampoco
debe la multitud de lo pequeño
conquistarnos aunque honremos día
a día con simpatía y sin envidia
al que tiene lo que tiene y al que es
eso que es fluyendo a no ser y ser
otra vez como un pájaro que canta
la nota musical que a él le toca
en la canción y después cierra el pico
obediente al silencio porque sabe
algo nada ahí dentro más allá
de las palabras más allá de todo
pensamiento y como el pez en el agua
abandona la cáscara del miedo
hacia la sombra sencilla del misterio.
La lección – Diana Bellessi

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: