Retazos, sombras y fulgores

Agobiado por la bruma de los días,

Como siempre, lejos de los bordes,

Busco respuestas a mis espaldas.

Y veo un mundo hecho de retazos, sombras y fulgores.

Retazos de palabras incesantes en hojas amarillas.

Retazos de un mundo en el que floté anestesiado,

Creyendo cada palabra.

Retazos de cuerpos que encendían menos que leves deseos

Que mueren en la noche que no todo ve.

Retazos de hombres desgranados

Por la paciente muerte del olvido

Retazos de un Dios que no fue el mío.

Y vi sombras.

Sombras de miedos que no ceden

Y que toman inesperadas formas para engañar al tiempo.

Sombras de palabras no dichas,

De palabras fuera del tiempo,

De palabras que merecen el filo del olvido.

Sombras de la incertidumbre

Vestida de interminables ausencias.

Sombras que no dejan ver

La verdadera vida que nos negaron.

Pero también vi fulgores.

El fulgor de la canción que despedaza el miedo

El fulgor del poeta que enfrenta al fusil

De la injuria asesina.

El fulgor del abrazo inquebrantable,

Escudo contra el miedo agazapado

En la ceniza del odio.

El tremendo fulgor de la flor que renace

Nunca igual, siempre distinta,

Y que conjura en su sutil perfume

Las miserias del hombre

El fulgor de la montaña interminable

En tus ojos de niña

Que son vida

Y que no saben de retazos

Y mucho menos de sombras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: